Equidad


La equidad es un valor subyacente y uno de los principios básicos de nuestro sistema sanitario. Se refiere a prestar los servicios de salud de una forma igualitaria, con independencia del lugar geográfico, del género, nivel de renta, edad o cualquier otra dimensión. Se refiere asimismo a atender y promover la salud de toda la población. Entiende la atención a la salud desde igual acceso a la atención disponible para igual necesidad; igual utilización para igual necesidad; e igual calidad para todos.


Aunque cada una de las perspectivas incluidas en esta dimensión constituyen de por sí aproximaciones que permitirían indiscutiblemente desarrollos monográficos más amplios, los indicadores relacionados a continuación se han seleccionado como trazadores de la equidad en el Sistema Sanitario Público de Andalucía desde el punto de vista de la renta, el lugar geográfico, la perspectiva de género y la edad.


Así, la perspectiva de la equidad desde el punto de vista de la renta es ofrecida por indicadores como la autopercepción del estado de salud según nivel de ingresos (1.1), la utilización de la consulta médica (1.2.a), o el acceso a la consulta médica de atención primaria, pediátrica o enfermera, de forma comparativa entre población general y población que vive en zonas de transformación social, con menos recursos económicos (1.2.b); así como la percepción de equidad de la población según nivel socioeconómico (1.11). La perspectiva de la equidad desde el punto de vista del lugar geográfico, es desarrollada por diversos indicadores, tanto de actividad (cirugía mayor ambulatoria, 1.3), como de detección precoz (screening de cáncer de mama, 1.4), resultados (Bajo peso al nacer 1.5; mortalidad por cáncer de mama, 1.8),  accesibilidad (tiempos de espera quirúrgicos o diagnósticos, 1.12 a 1.16), y percepción de la población, según se viva en zona rural o urbana, de la accesibilidad a los servicios sanitarios públicos (1.11). La perspectiva de la equidad desde el punto de vista del género, es desarrollada por indicadores como la autopercepción del nivel de salud (1.10) o la mortalidad por cáncer de pulmón (1.9). Finalmente, la perspectiva de la equidad desde el punto de vista de la edad se aborda mediante indicadores ligados a la experiencia del paciente sobre la accesibilidad horaria a los servicios (1.6 y 1.7).


Indicadores: