Efectividad


La efectividad en la atención sanitaria hace referencia al grado en el que una intervención -servicio, proceso, procedimiento, prueba diagnóstica o tratamiento- produce el resultado deseado. El concepto de efectividad incluye, por tanto, el nivel de adecuación de la provisión asistencial, en la medida en que ésta se presta a las personas que pueden beneficiarse de ella.


Aproximarse a la medida de resultados que la atención sanitaria produce dentro de un contexto determinado es de tal amplitud que requiere de una selección de indicadores que representen las áreas prioritarias de mejora en grupos específicos de población. En este sentido, teniendo en cuenta el modelo de prestación asistencial del Sistema Sanitario Público de Andalucía, la selección de medidas que se ofrece a continuación responde a resultados de interés común, tales como mortalidad, morbilidad, calidad de la prestación y salud percibida, tanto en población general o en grupos de población como en la atención a las principales causas de morbimortalidad de la población andaluza o a los principales determinantes de salud.


Así pues, como resultados de interés común en la población o en grupos de población se presenta la esperanza de vida al nacer (4.1 a 4.5) y a los 65 años (4.6 y 4.7) según sexo; la esperanza de vida en buena salud (4.8) y libre de incapacidad (4.9); la mortalidad estandarizada por edad según sexo (4.10 y 4.11); la mortalidad infantil (4.12 a 4.14) y perinatal (4.15). Como indicadores trazadores de la calidad de la prestación, se ofrecen resultados del proceso de atención al embarazo, parto y puerperio – partos con anestesia epidural (4.16 y 4.17), partos mediante cesárea (4.18) y recién nacidos con bajo peso (4.19 y 4.20); resultados de programas de vacunación –incidencia de tétanos (4.32), tos ferina (4.33) y cobertura vacunal frente a la gripe en mayores de 64 años; y los reingresos hospitalarios como indicador de calidad de la atención en hospitalización. Además,  se presenta la percepción del estado de salud (4.30 y 4.31) como medida comparada del nivel de salud global de la población.


Desde la perspectiva de las principales causas de morbimortalidad en Andalucía se ofrecen indicadores referidos a Cáncer, - mortalidad  (4.21), años potenciales de vida perdidos por cáncer de pulmón, colon y recto y mama (4.22), mortalidad por cáncer de pulmón, colon y recto (4.23 a 4.25), incidencia, mortalidad y cirugía conservadora en cáncer de mama (4.26 y 4.27);  Enfermedades Cardiovasculares  – incidencia y mortalidad de cardiopatía isquémica (4.28) y de accidente cerebro vascular (4.29); Salud Mental –hospitalizaciones por trastorno mental  (4.36)- ; y SIDA –incidencia (4.36 y 4.37).


Finalmente se ofrecen indicadores sobre determinantes de la salud cuya prevalencia podría verse afectada por una prestación de servicios efectiva, tal es el caso del consumo de tabaco (4.39); el sobrepeso y la obesidad (4.40); el consumo de alcohol (4.41); el sedentarismo (4.42); y el consumo de fruta y verdura (4.43).


Indicadores: