Coordinación


La coordinación de la atención al paciente durante el curso del proceso asistencial y en los diferentes puntos de la prestación ayuda a garantizar una atención sanitaria efectiva, segura y eficiente. Esta dimensión también hace referencia a necesidad de que los pacientes reciban una atención para su nivel de salud global y no solo para las diferentes condiciones de enfermedad que presentan. Para ello, una pieza clave es asegurar que toda la información relevante y necesaria para la toma de decisiones clínicas esté disponible para los proveedores y los pacientes.


Los indicadores relacionados a continuación constituyen ejemplos del desarrollo de la coordinación, teniendo en cuenta el papel importante que para ésta tienen el seguimiento del paciente la información bien registrada en la historia de salud, la buena continuidad asistencial, la gestión de las citas interniveles, el seguimiento del paciente, o la propia valoración del paciente sobre ello.


Así, la perspectiva de la coordinación desde el punto de vista de la adecuada información registrada en la historia clínica es ofrecida por cuatro indicadores: los usuarios con antecedentes personales registrados en la historia clínica (7.1); los usuarios con valoración de enfermería registrada también en la historia clínica (7.2); los usuarios con hoja de seguimiento de consulta en atención primaria registrada en la historia clínica electrónica (7.3); y las hojas de seguimiento de consulta en atención primaria con código CIE-9 informado (7.4), cuestión importante para el seguimiento y coordinación interniveles, entre otras utilidades.

 

Igualmente, la coordinación de la atención al paciente en las citas es contemplada por indicadores como la población adscrita a centros de atención primaria que asignan cita para atención hospitalaria (7.5) y la población a la que su centro de atención primaria le consigue  la cita para consulta extrahospitalaria con el especialista (7.7). Otros aspectos de continuidad asistencial relevantes para el seguimiento coordinado interniveles de la atención, son recogidos en indicadores como la entrega de informe para el médico de atención primaria desde el ámbito de consultas de especialista (7.8) o los usuarios que están en seguimiento tras el alta hospitalaria (7.9). La coordinación interna en la respuesta en el ámbito de las urgencias y emergencias es recogida en el indicador del tiempo de coordinación de urgencias y emergencias por prioridad de la demanda (7.10). Por último, se incluye también la valoración que el paciente percibe sobre la coordinación entre el médico de familia y el especialista hospitalario (7.7).


Indicadores: