Capacidad del sistema


Volver Volver al listado de indicadores

8.32. Visitas en Unidades de Salud Mental Comunitaria y Unidades de Salud Mental Infanto-juvenil. Andalucía, 1999-2010.

8.32. Visitas en Unidades de Salud Mental Comunitaria y Unidades de Salud Mental Infanto-juvenil. Andalucía, 1999-2010

Fuente:

Sistema de Información de Salud Mental de Andalucía
Sistema de Información de Consultas Hospitalarias – SSPA
Sistema Integrado de Gestión e Información para la Atención Sanitaria (Diraya) – SSPA

 

Descargar datos:

Descargar datos

El número de consultas realizadas en las Unidades de Salud Mental Comunitarias (USMC) y Unidades de Salud Mental Infantojuvenil (USMIJ) tiene un incremento continuo a lo largo de los últimos diez años, duplicándose prácticamente entre 1999 y 2010.


Este incremento es debido a varios factores, como el incremento de recursos que supone una mejor accesibilidad y, como consecuencia, una mayor frecuentación.


Se ha observado asimismo una mayor normalización de la enfermedad mental, potenciada por las campañas de sensibilización contra el estigma. Acudir a los servicios de salud mental es visto con mayor normalidad, aunque todavía hay mucho camino que recorrer en la lucha contra la estigmatización.


Entre los aspectos negativos que aumentan la frecuentación en los dispositivos de atención a la salud mental, está la medicalización (psiquiatrización-psicologización) de la vida cotidiana, y la demanda de atención médica, con frecuencia especializada, por malestar emocional o para afrontar las dificultades de la vida cotidiana (situaciones de estrés, pérdidas de un ser querido, etc).


El 60% de las consultas realizadas en los servicios de salud mental son generadas por procesos de ansiedad, depresión o somatizaciones.


En cuanto a la distribución por sexo, por termino medio, entre las personas atendidas en las USMC el 58% son mujeres y el 42% hombres. Por el contrario, en las USMIJ el 31% son niñas y el 69% niños.

 

Volver Volver al listado de indicadores