Capacidad del sistema


Volver Volver al listado de indicadores

8.10. Camas hospitalarias instaladas por población. Andalucía, 2005-2009.

8.10. Camas hospitalarias instaladas por población. Andalucía, 2005-2009

Fuente:

Catálogo Nacional de Hospitales - Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Descargar datos:

Descargar datos

8.11. Camas hospitalarias totales por población. Andalucía, España e Internacional, 2009.

Gráfica 11

* Datos 2008


Fuente:

Catálogo Nacional de Hospitales - Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad
OCDE

Descargar datos:

Descargar datos

El número de camas hospitalarias proporciona una medida de la capacidad del sistema sanitario para proporcionar servicios a los pacientes ingresados en los hospitales. Pero es un indicador sometido a una profunda transformación en los últimos tiempos en el sentido de que sea considerado un indicador principal para monitorizar la calidad de la capacidad hospitalaria instalada y de la oferta de servicios hospitalarios.

 

La hospitalización está registrando claramente una gran transformación de la actividad: se observa una reducción de los ingresos hospitalarios, así como reducción de las estancias y de la estancia media, incremento en los índices de ocupación, reducción de la actividad quirúrgica ligada al recurso cama, dando paso a un incremento muy importante de la cirugía sin ingresos y de la hospitalización de día y de la reorientación en la atención a agudos hacia la cronicidad.


Estas tendencias asistenciales de hospitalización de día y de cirugía sin ingresos, son más resolutivas y eficientes. Como ejemplos de ello se puede citar: la eficiencia relacionada con el recurso cama hospitalaria generada por la cirugía mayor sin ingresos en 2010 en el Sistema Sanitario Público de Andalucía supuso solo ese año una ganancia de 600.400 estancias hospitalarias, equivalente a casi dos grandes hospitales (con 1.400 camas instaladas); o la reducción de la estancia media, del 20% en los hospitales andaluces en la última década, que también implica mayor disponibilidad de camas hospitalarias.


Producir buenos resultados a un menor coste es lo que proporciona coste-efectividad a un sistema sanitario. Es así que países como Suecia, de alto coste-efectividad sanitario, registran un bajo índice de camas hospitalarias per capita. De ahí la necesidad de ponderar, en la actualidad, un importante número de variables para analizar el indicador de cama hospitalaria. Por lo demás, en la última década hay una reducción en el número medio de camas hospitalarias per cápita OCDE de alrededor del 10%. Hay que hacer notar, asimismo, que dos tercios de las camas de hospital que muestra el gráfico de los países de la OCDE se destinan a la atención curativa. El resto de las camas corresponden a camas psiquiátricas, camas de larga estancia y para otros tipos de atención social.


En 2009 en Andalucía, según el Catálogo Nacional de Hospitales, la tasa de camas instaladas en Andalucía por 1.000 habitantes ofrece un valor de 2,61 de las que 1,96 son camas de agudos instaladas en hospitales públicos.

 

 

Volver Volver al listado de indicadores