Accesibilidad


La mejora en el acceso a la atención sanitaria es una de las principales demandas de los pacientes y de la población en general. El acceso se traduce en el uso adecuado y a tiempo de los servicios sanitarios para alcanzar los mejores resultados de salud. Un sistema sanitario de alto valor ofrece a la población diferentes vías de acceso al sistema sanitario y a los servicios de salud; y ha de ofrecer garantías de respuesta en la atención, sin más criterios que el de la necesidad en salud.


Los indicadores que se ofrecen a continuación se han seleccionado como trazadores de la accesibilidad en el Sistema Sanitario Público de Andalucía desde el punto de vista de la accesibilidad percibida por los usuarios, de los plazos de respuesta en la atención, del uso adecuado de tecnologías así como desde la perspectiva del esfuerzo que representa para las familias el gasto en salud. Esto se ha traducido en un conjunto de medidas que, sin pretender dar una visión exhaustiva de la accesibilidad, intentan describir el acceso a los diferentes niveles de prestación asistencial.


Así, la valoración que realizan los usuarios sobre la facilidad de acceso a la atención ambulatoria, tanto a la consulta en atención primaria como a consultas de especialidades se presenta en el indicador 3.1. Desde el punto de vista de las garantías de respuesta en la atención, se ofrecen indicadores sobre los tiempos de espera para primera consulta de especialidades (3.2); para procedimientos diagnósticos (3.3); para el conjunto de intervenciones quirúrgicas (3.4) así como para algunos procedimientos quirúrgicos de especial interés -prótesis de cadera, prótesis de rodilla y cataratas (3.5)-. El uso adecuado como aproximación de la accesibilidad en base al nivel de salud de la población, se presenta a través de indicadores como, tasas por población de cirugía de cataratas (3.6 y 3.7) y colecistectomías laparoscópicas (3.8 y 3.9), comparándose a nivel de CCAA, España e internacional. Finalmente, el esfuerzo que realizan las familias para atender sus necesidades en salud se ofrece mediante indicadores que van desde el porcentaje de gasto que destinan las familias en salud en comparación con otros grandes grupos de gasto (3.10 y 3.11) a indicadores que ofrecen el gasto en salud de los hogares per capita (3.12), respecto al PIB (3.13) y en relación al gasto sanitario público (3.14).


Indicadores: